Mezclar colores para obtener el tono deseado


En muchas ocasiones, es difícil obtener el tono exacto que se anhela para una pintura. Siempre es más conveniente utilizar la pintura tal como se la ha comprado, pero en ciertos casos (si no se encuentra el tono que se desea, si se posee un remanente y se lo quiere aprovechar, etc.) lo apropiado es la mezcla de pinturas para lograr el color que se busca.

Es fundamental tener en cuenta que el color que se obtenga de una mezcla de dos o más pinturas depende de las proporciones utilizadas en la combinación. Es decir, para reproducir ese color en una mezcla posterior, las proporciones deberán repetirse con exactitud. Cuanto más varíen, mayor será la diferencia entre los resultados obtenidos.

Por lo tanto, se debe evaluar a conciencia el uso una mezcla para tener la seguridad, por un lado, de que la combinación obtenida será suficiente para cubrir toda la superficie que se desea pintar, y por el otro, para prever posibles problemas si en el futuro es necesario reproducir esa misma tonalidad, con las dificultades que ello puede implicar. Es menos problemático usar una combinación de colores para pintar un mueble que una pared. Esto se debe a que el mueble es un objeto autónomo cuyo color debe combinarse pero no ser igual al de otros objetos, mientras que la tonalidad de la pared se debe mantener a lo largo y a lo ancho de toda su superficie.

Proporciones para mezclar colores
Para la pintura, los colores básicos son el rojo, el azul y el amarillo, además del blanco y el negro. A partir de las combinaciones entre ellos, se pueden obtener todos los demás. El siguiente cuadro detalla -de un modo orientativo- las proporciones que se deben respetar para obtener colores como resultado de la mezcla de esos tonos básicos.

Verde: 1 parte de azul y 1 de amarillo

Naranja: 1 de rojo y 2 de amarillo

Rosa: 3 de blanco y 1 de rojo

Violeta: 5 de azul y 2 de rojo

Azul claro: 1 de blanco y 1 de azul

Turquesa: 5 de azul, 1 de amarillo y 1 de blanco

Marrón: 2 de azul, 2 de amarillo y 1 de rojo

Ocre: 4 de amarillo, 1 de negro y pizcas de rojo y azul

Marfil: 1 de blanco, 1 de negro, 4 de amarillo y una pizca de rojo

Carne: 10 de blanco, 4 de amarillo, 2 de rojo, 1 de negro y una pizca de azul

Gris: 2 de blanco y 1 de negro

La intensidad de cada color varía en función de la proporción utilizada. El gris se detalla como dos partes de blanco y una de negro, pero por supuesto que, si se emplean tres partes de blanco y una de negro, el resultado también será gris, solo que más claro. Los mismo sucede si se usa más o menos blanco en combinación con el rojo para el rosado, más o menos azul para el violeta (que variará hacia el morado cuanto más azul tenga y hacia el púrpura cuanto menos), etc.

Como se ha destacado, estos datos son orientativos y muy genéricos. Sobre estas proporciones se pueden implementar infinidad de variantes y obtener infinidad de resultados.
Mezclar colores para obtener el tono deseado Reviewed by Miss Sue on 07:35 Rating: 5
All Rights Reserved by CASAS IDEAS © 2014 - 2015
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Φόρμα επικοινωνίας

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.